Ecología Política XXI

Hacia un mundo solidario, justo y sostenible

Reseña “Adiós al crecimiento” de Florent Marcellesi, Jean Gadrey y Borja Barragué

En esta entrada se publica la reseña del libro “Adiós al crecimiento” escrito por Jean Gadrey, Florent Marcellesi y Borja Barragué y debatido en la primera sesión del Club de Lectura (septiembre 2013). La reseña ha sido elaborada por Luis Esteban Rubio.

RADIO

Puedes escuchar la reseña en el programa de radio “Verde que te Quiero Verde” de Getafe Voz. Si bien la reseña se encuentra a partir del minuto 21, recomendamos se reproduzca el programa entero por lo interesante de sus contenidos.

Enlace: http://www.ivoox.com/vqv-27092013-audios-mp3_rf_2396595_1.html?autoplay=1

RESEÑA POR ESCRITO

La tesis principal del libro es que el crecimiento económico, lejos de ser la solución a las crisis en las que nos encontramos, es cada vez más el problema. Es necesario decirle adiós, al menos en los países económicamente enriquecidos, a la lógica del crecimiento. ¿Por qué mantienen los autores esta posición? Principalmente por cinco razones:

En primer lugar, porque el PIB no tiene en cuenta las condiciones ecológicas y sociales de la producción. Es una medida cuantitativa y no cualitativa. En el ámbito social por ejemplo, el PIB no indica la mayor o menor igualdad en el reparto de riqueza en el interior de un país. El PIB no mide pues el bienestar de un país sino su nivel de producción.

En segundo lugar, porque según estudios formales una vez adquirido un cierto nivel de vida (alrededor de 1.000€ al mes) ser más rico no te aporta proporcionalmente mayor bienestar, salud y educación.

En tercer lugar, porque cuando aumenta el PIB aumentan las emisiones de CO2. En la actualidad en los países enriquecidos multiplicamos por 5 el nivel sostenible de emisiones.

En cuarto lugar, porque incluso un crecimiento verde es inviable. Crecer un 2% anual de aquí a 2100 significa multiplicar por seis la producción mundial. Según el Fondo Mundial para la Naturaleza, en la actualidad utilizamos recursos que exceden en un 50% la capacidad regeneradora de la Tierra. Es decir, estamos viviendo por encima de los límites del planeta. Por tanto, una mayor producción, aunque sea basada en ciertos sectores que podríamos denominar “verdes” como el coche eléctrico, no es sostenible.

En quinto lugar, porque con esta sobreexplotación una economía basada en el consumo es insostenible. Un consumo favorecido por la obsolescencia programada de los productos e inducido por la publicidad, el marketing y las modas.

Alternativa: sociedad postcrecimiento

Frente a este escenario de crecimiento que se considera fuertemente indeseable los autores del libro proponen una alternativa: una sociedad postcrecimiento. En sus palabras “una sociedad postcrecimiento refleja no sólo una necesidad sino también una perspectiva deseable y creíble del progreso social, el desarrollo humano y la sostenibilidad”. Teniendo como objetivo la creación de riquezas económicas y de empleos sin crecimiento cuantitativo ¿cuáles son los tres pilares principales de esta reorientación de la economía?

El primer pilar es poner fin a la carrera por los aumentos de productividad. Si bien hay ciertos sectores donde sí hay que seguir mejorando la productividad (aquellos ecológica y socialmente defendibles como las energías renovables) hay otros que tienen que dejar de ser evaluados en términos de productividad (como por ejemplo los relacionados con la educación y los cuidados de personas). Los autores hacen una comparación muy ilustrativa: “¿Qué se obtendría, aparte de un ruido sin sentido, si se le pidiera a la Orquesta  Filarmónica de Nueva York que ejecutara la Novena Sinfonía de Beethoven más rápido cada año?” Hay que tomarse pues el tiempo para hacer las cosas bien y ocuparse correctamente de las personas.

El segundo pilar es la creación de empleos verdes: la mayoría de los procesos de producción “limpios”, los más saludables con respecto a la Naturaleza exigen más volumen de trabajo que las producciones que contaminan y sobreexplotan los recursos naturales. Esta creación de empleo se encontraría en sectores como: agricultura ecológica, energías renovables, transportes colectivos, comercios locales, reciclaje de residuos…

El tercer pilar pilar es el reparto del trabajo: una sociedad postcrecimiento defiende trabajar menos tiempo para trabajar todos. Con ello se lograría una mayor compatibilidad entre la vida laboral y la vida personal. Un informe de la New Economics Foundation propone para el Reino Unido una semana laboral de 21 horas. [Este informe se debatirá en la sesión de diciembre 2013 del Club de Lectura]

Lo social de la mano de la ecología

Para llegar a este escenario alternativo postcrecimiento es condición necesaria, aunque no suficiente, una fuerte reducción de las desigualdades sociales. Esta reducción es absolutamente decisiva para que todas las personas puedan acceder a modos de vida sostenibles y deseables. Lo social va pues de la mano de la ecología y más teniendo en cuenta que los que más sufren por la crisis ecológica son los más desfavorecidos.

Si las desigualdades siguen aumentando, corremos el riesgo de encontrarnos ante un apartheid ecológico donde, en palabras de los autores, “confrontados a la marea humana de los refugiados climáticos, de los refugiados de la escasez de agua y tierras, de los refugiados de la miseria…los más ricos (buscarán) […], apoyados por la policía y las fuerzas armadas, reservarse un espacio ecológico de calidad (…) rodeándose de muros de todo tipo”.

En este plano social se ha de puntualizar:

En el ámbito internacional, los autores no apoyan que los países más pobres reduzcan su producción y consumo. Al contrario defienden que dichos países aumenten su nivel de vida con el objetivo de lograr el bienestar necesario. Reservan pues la reducción de producción y consumo para los países que alcanzan ese nivel de vida que proporciona bienestar.

En el ámbito interno, los autores abogan por una fuerte redistribución de los recursos que permita a los más pobres mejorar su nivel de vida. Para lograrlo pretenden gravar más a los más ricos para distribuirlo entre los más pobres.

Hacia un mundo solidario, justo y sostenible ¿hay esperanza?

Este país se encuentra en un momento de despertar general como ninguno en Europa. Gran parte de la población empieza a ser consciente de lo que había detrás de ese consumismo que nos inculcaban por la televisión para aplacar nuestras energías, nuestras inquietudes, nuestras ganas de vivir, dirigiéndolas hacia cosas banales y triviales. En nuestras manos está el hecho de movilizarse, de asociarse y de animarse a participar en este cambio que tiene que ser de todos, por todos y para todos los defensores de una democracia basada en los derechos humanos pero también en el respeto por una naturaleza que nos proporciona todo lo necesario para vivir. Vida que como sociedad tenemos que garantizar se lleve a cabo de la manera más digna posible para que cada uno de nosotros alcance su libre desarrollo de la personalidad. Un libre desarrollo de la personalidad donde nuestros límites estén en el respeto a los derechos del otro y en el respeto a la naturaleza.

Tenemos que creer en nosotros, tenemos creer en que podemos cambiar esta situación. Tenemos que interiorizar que en poco más de 2 años (desde aquél gran 15 de mayo de 2011) hemos activado exponencialmente todos los movimientos activistas en el conjunto del territorio español que llevaban en un perfil bajo durante décadas. Muchas personas implicadas, mucho trabajo realizado, es verdad que muchos proyectos fallidos pero también otros muchos exitosos. Tenemos que seguir, tenemos que continuar tejiendo redes e impulsando nuevos proyectos e ideas. Cada vez somos más, no menos. Cada vez somos más fuertes, no menos. Cada vez estamos más preparados, no menos.

El hecho de que buena parte de lo que nos rodea sea de signo negativo (corrupción, crisis, malestar, pobreza) no nos puede nublar la vista para contemplar los puntos positivos que se están logrando para el desarrollo de esa nueva sociedad más solidaria y sostenible. Y si hay un punto positivo clave es la victoria que se está conquistando en la batalla por la conciencia. En España se ha producido un gran cambio de mentalidad. Por una parte, el sistema capitalista está cuestionado: la gente ya no considera necesario ganar más de lo necesario para vivir bien, la mayoría no quiere ser millonaria sino más bien tener una vida plena donde disfrutar con familia y amigos…el dinero por el dinero ya no es el fin principal. Por otra parte, la población ha vuelto a ilusionarse por su ciudadanía en sentido republicano, es decir, en sentido de participación activa en la vida pública. La gente ha retomado la ilusión por la democracia: quiere más democracia y no menos, quiere mayor implicación personal y no menos, quiere más cercanía en la toma de decisiones y no menos. La sociedad española está sufriendo una revolución de conciencia y está reclamando retomar el control de sus vidas.

Es claro que el camino es extremadamente complicado, que va a ser muy duro, muy difícil, con momentos en los que parece que la lucha está perdida…Pero la lucha nunca está perdida de antemano, la historia no está escrita, nosotros escribimos la historia.

Animo pues a los oyentes a asociarse, a implicarse, a ilusionarse y a colaborar en la redacción de una historia en la que todos podamos vivir bien en un mundo solidario, justo y sostenible.

___

* El autor es jurista, politólogo y proyecto de filósofo. En la actualidad investiga sobre cosmopolitismo y derechos humanos. Ha cursado estudios en Salamanca, París y Madrid. Es miembro del Club de Lectura.

** La reseña ha sido preparada para una presentación radiofónica y no escrita.

*** El contenido de la reseña no tiene por qué reflejar los postulados del Club de Lectura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 30, 2013 por .